Las nuevas tecnologías y el sistema laboral

Si de la incidencia y adaptación de las empresas, los puestos de trabajo y la legislación laboral a las nuevas tecnologías se refiere, sabemos que es un tema que a nivel nacional todavía esta iniciando; la capacidad y velocidad de adaptación del contexto laboral no ha alcanzado un nivel considerable.

Sabemos que en la tecnología emergente hay un inmenso potencial, pero hay muchos temas que requieren un análisis exhaustivo acerca de la forma como la tecnología se esta empalmando con el sistema laboral actual. Si bien hay algunas empresas que ya han empezado a incursionar en el tema, todavía hay unas tantas que siguen con un sistema laboral tradicional.

La cuestión, entonces, va encaminada a como puede adaptarse gradualmente la tecnología al modelo de trabajo actual, como las empresas pueden colaborar con sus empleados para crearles ambientes de trabajo diferentes, modernos; como aprovechar los puestos de trabajo actuales; como ser más eficiente laboralmente y por último como crear nuevos puestos de trabajo acordes con el avance tecnológico que esta teniendo la compañía.

En este aspecto, la robótica avanzada, el big data, la nanotecnología, la inteligencia artificial, etc., tienen una capacidad sustitutoria real y potencial sobre el factor humano. Muchas de estas tecnologías estan incidiendo en la naturaleza del empleo, en el mercado laboral y la cualificación requerida. Incide de manera impresionante en la estructura organizativa, la organización del trabajo, la gestión de personas y en el marco regulatorio de las relaciones laborales.

Para entender como la tecnología se adapta al sistema laboral, es importante entender que esta misma evoluciona exponencialmente. El dilema aquí es funcionar en aceleración, algo para lo que las personas no se sienten muy cómodas; es importante anticipar las implicaciones que tendrá la tecnología dentro de la empresa para tener una buena capacidad de respuesta.

La tecnología es omnipresente, lo que trae importantes consecuencias con respecto a su relación con el ámbito laboral. Nosotros mismos funcionamos casi de manera inconsciente cuando operamos un dispositivo y la tecnología nos brinda la ventaja de activación en todo momento del día. La tecnología facilita la recolección de datos que luego usamos en nuestro ambiente laboral, además de un sin número de tareas automatizadas, que para el ser humano es casi inalcansable.

Aunque más que sistemas de recolección de datos y ayuda operativa automatizada, la tecnología es un ámbito un tanto mas complejo que es importante mejorar cada día, de manera que se vuelva en una herramienta útil y no un dolor de cabeza más en el trabajo. La tecnología debe estar hecha para facilitar aún más los procesos dentro de las empresas.

Entender que las tecnologías no son solo herramientas; además tienen, cada vez más, un potencial transformador. Y así como cambiar de herramientas es relativamente sencillo hemos pasado de destornilladores manuales a los eléctricos con bastante rapidez, cambiar de operativa o incluso de estrategia, habilitados por la tecnología, parece ir contra la experiencia de gestión.

En el contexto en el que nos movemos actualmente, muchas empresas que en su tiempo fueron exitosas, hoy han visto su fin, debido a la poca incursión que hacen en la tecnología. En estos tiempos, las empresas emergentes y las que ya tienen buen tiempo en el mercado, deben entender al público con sus necesidades actuales y adaptarse a ellas. Que una empresa incursione en la tecnología se hace cada vez más necesario, y es deber del empresario saber hacerlo y aplicarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Allowed Tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>