¿Cómo pueden las pymes entrar al campo de la innovación?

Entrar al campo de la innovación no es un propósito que se realice de manera aislada y esporádica, para ningún tipo de empresa. Tener un plan y una serie de actividades continuadas y sistemáticas, son la clave para conseguir innovar. Debe hacerse a todas las partes de la organización y así mismo dar a conocer a todas las personas. Debe estar presente en la estrategia de la empresa estableciéndose políticas, planes y objetivos que se desplieguen en todos los procesos.

Para una pyme, debe ser la manera como debería empezar a funcionar la empresa, si es que se quieren entrar a innovar. Sin esta base, se hace más difícil alcanzar el objetivo.

Las actividades que permiten a una pyme convertirse en una empresa innovadora son básicamente tres:

  1. Vigilancia tecnológica e Inteligencia competitiva

Es importante estar atento al entorno y los mercados; y la serie de cambios que suceden alrededor de estos, de manera que podamos tener base con que afrontar los momentos duros por lo que pueda pasar una empresa. Esto permite a su ves definir hacia donde queremos ir y hacia donde enfocar entonces la innovación antes que cualquier cambio sorprenda y no haya algún margen de actuación cercano.

Con respecto a la implantación de un sistema de vigilancia en la empresa, debemos tener en cuenta que no necesariamente se necesitan herramientas informáticas complejas, sino más bien crear redes internas a través de las cuales la información relevante circule, se comparta, se analice y se utilice en la toma de decisiones.

Es importante también identificar cuáles son las fuentes de información que interesa vigilar y, por supuesto, disponer de herramientas y procedimientos para extraer la información de dichas fuentes. Existe multitud de herramientas para ello, muchas de las cuales son gratuitas y otras más complejas que requieren una inversión. El grado de complejidad dependerá de las necesidades de cada empresa, pero en muchos casos puede ser suficiente con herramientas muy sencillas que están disponibles de manera gratuita.

  1. Gestión de ideas

Gestionar una idea innovadora, que perdure y pueda adaptarse con el tiempo a los diferentes modelos de la economía, resulta un tanto complejo, y necesita tiempo y una planeación estratégica donde se identifiquen oportunidades y se conozca a fondo el mercado.

Adoptar la idea puede venir de muchas fuentes, entre esas, otras empresas del sector que nos sirvan de referencia; o del conocimiento de expertos tecnólogos y de problemas planteados por los clientes a necesidades del mercado.

Tomar el conocimiento de los empleados de la empresa como ayuda para construir una idea, es también una herramienta valiosa, ya que son ellos quienes estan día a día en contacto habitual con los clientes, proveedores y colegas de profesión; ellos son la fuente más valiosa de ideas de la que dispone una empresa.

  1. Desarrollo de proyectos de innovación

Poner a andar las ideas a través de un proyecto de innovación es el paso final. Es importante destinar una serie de recursos y hacer un seguimiento periódico del desarrollo del mismo, que permita despejar incógnitas e incertidumbres con respecto al mercado.

Para que este proceso funcione es importante que exista una figura responsable cuya misión es el desarrollo de la estrategia de innovación y la coordinación de las diferentes actividades en la empresa. Como cualquier otro sistema de gestión la implantación de un sistema de innovación requiere la dedicación de recursos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Allowed Tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>