Nuevas técnicas de diagnóstico al servicio del paciente.

La fotónica ha estado avanzando rápidamente en los últimos años y los cambios que se esperan de aquí al 2030 serán de alto impacto para la sociedad. Este avance implica proporcionar diagnóstico automático y oportuno a las enfermedades, gestionar el transporte y los accidentes, optimizar el consumo energético y mejorar la calidad de vida urbana, creando entornos seguros y productivos.

La promesa para el año 2030 es brindar atención médica más rápida, precisa y eficiente en costes, que deben ser resueltos por las nuevas técnicas que además deben permitir el diagnóstico temprano y tratamiento personalizado. Las técnicas de diagnóstico convencionales (ultrasonidos, RMI, TAC, PET, etc.) permiten una evaluación macroscópica de un órgano o zona del cuerpo. Cuando se trata de lesiones tumorales, el procedimiento consiste en realizar una biopsia y esperar al análisis para confirmar el diagnóstico.

En los últimos años se han creado nuevas técnicas de diagnóstico por imagen con enfoques multimodales que combinan tecnologías fotónicas con técnicas convencionales. Algunas de las modalidades de imagen como la microscopía (RCM) o la tomografía de coherencia óptica (OCT), permiten acceder a imágenes microscópicas. Estas nos ofrecen información más detallada del tejido y estructural, que permiten apreciar la alteración del tejido tumoral con respecto al sano.

Además de esto, esta la big data que permite mejorar y acelerar la atención al paciente, debido a la digitalización de sus datos y pruebas clínicas, brindando igualmente la posibilidad de deducir conclusiones sobre los datos disponibles. Y el deep learning, que permite dar diagnósticos automáticos, comparables con los de un médico experto, e incluso, mucho más avanzados. Sobre el deep learning se está edificando el futuro del software médico de apoyo al diagnóstico, el sistema CAD, cuya promesa y avance permite obtener un diagnóstico con un nivel de especifidad muy avanzado. Por supuesto, la implementación de estas nuevas técnicas, requiere de un nivel de interpretación que es necesario aprender, pero la promesa de obtener imágenes en realidad aumentada valen el esfuerzo. Ahora bien, los sistemas CAD, van mucho más allá de ayudar en la interpretación de imágenes médicas. El sistema funciona a tal nivel, que todo el historial de los pacientes se encuentra a la mano, incluyendo historial de otros hospitales, especialidades o sistemas de salud y al estar toda la información interconectada, es posible generar resultados más fiables.

Ahora bien, con respecto a las técnicas de imagen microscópicas antes mencionadas (OCT, RCM) favorecen el desarrollo de la llamada “biopsia óptica”, la cual propone hacer diagnósticos en tiempo real de lesiones sospechosas, sin necesidad de acceder a muestras de tejidos. Es una técnica que en un futuro ahorraría muchos costos, además que disminuiría el trauma del paciente. Tecnalia esta trabajando para que la biopsia óptima sea posible, junto con ASTONISH, en el diagnóstico de lesiones dermatológicas, y en PICCOLO, el cual coordinamos, en el diagnóstico de cáncer de colon a través de un endoscopio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Allowed Tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>