Trazando el rumbo hacia la eficiencia y efectividad tecnológicas

De acuerdo a nuestro centro de investigación en España, la competencia digital ha ido ganando cada vez más relevancia a nivel empresarial. El hecho de que un empleado tengas las aptitudes y el conocimiento básico, alrededor de la tecnología resulta de vital importancia en su desempeño laboral y se ha vislumbrando que en un futuro, las competencias digitales deben ser cada vez más altas, pues así lo requerirá el entorno.

Es tal la importancia de las mismas, que los esfuerzos se están haciendo extensivos a nivel mundial y la UNESCO es participe de esta labor, desarrollando un marco de competencias digitales global basado en el marco de DigComp, el cual representa un hito en torno al aprendizaje de dichas competencias, y que como tal cumple con la labor de identificar y asistir a los ciudadanos y organizaciones que tengan carencias en competencias digitales.

Ahora bien, para hacer posible que tanto el sector público como el privado sigan avanzando en torno a competencias digitales, es primordial evaluar a los candidatos para identificar el proceso que seguiría cada uno de ellos. Alrededor de esta evaluación se destacan:

  • Conocimiento del lenguaje específico, entendido como el textual, numérico, icónico, visual, gráfico y sonoro, así como su decodificación y transferencia.
  • Desarrollo de diferentes destrezas alrededor del acceso a la información. Creación de contenidos, seguridad y resolución de problemas.
  • Tener la capacidad de adaptación a nuevas necesidades establecidas según el contexto tecnológico.
  • Participación y trabajo colaborativo, además de aprendizaje constante en torno a las nuevas tecnologías.

La evaluación de este tipo de competencias no es una tarea sencilla. Muchas veces los candidatos suelen autoevaluarse, sin embargo el resultado de esta autoevaluación es producto de un factor optimista intrínseco de los usuarios causados por su sobre confianza. Al día de hoy ya existen muchos sistemas de evaluación y certificación para este tipo de competencias, algunos de los más conocidos, International Computer Drivers Licence (ICDL), Certiport Internet and Computing Core Certification (IC³) y Microsoft Digital Literacy Standard Curriculum están basados en software comerciales como Microsoft Office y Microsoft Windows; y todos ellos orientados a la certificación.

DigComp, por su parte facilita la implementación de este tipo de competencias en las distintas organizaciones y lo hace acorde a las necesidades de sus destinatarios.

Conocimientos TIC dirigidos a los ciudadanos

Respondiendo a una necesidad de evaluar y dar solución al conocimiento, así como las habilidades hacia las competencias digitales, nuestro centro de investigación en España, junto con el gobierno Vasco, creó IT Txartela un sistema de certificación de conocimientos TIC dirigido a la ciudadanía, que ha venido evolucionando y siendo implementado bajo el marco DigComp. Hace poco fue puesto en marcha BAIT, un servicio de evaluación y certificación de competencias digitales. La labor se realizó para IVAP, el Instituto Vasco de Administración Pública del Gobierno Vasco, y se espera que en poco tiempo se aplique para toda la ciudadanía vasca. La iniciativa es alineada con las guías estratégicas definidas en la Agenda Digital Europea recogida en la Agenda Digital Euskadi 2020 desarrollada por el Gobierno Vasco como parte de la iniciativa IKANOS.

El conocimiento básico de la tecnología ya no basta, previendo todos los avances y la velocidad con que avanzamos, se hace imprescindible aprender a gestionar tu identidad digital, tu seguridad y privacidad. La tecnología es un elemento en cambio constante, del cual necesitamos aprender y dar un uso eficiente y efectivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Allowed Tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>