teletrabajo-raul-tabares

El teletrabajo en el contexto de una pandemia

El COVID-19 nos ha llevado de forma forzosa a adquirir nuevos hábitos, nuevas maneras de convivir con la sociedad y nuevas formas de llevar a cabo nuestro trabajo. Sin duda alguna, esta pandemia nos está impulsando cada vez más a una transformación digital más acelerada. El inconveniente en este caso es que muchas empresas simplemente no están preparadas para asumir el cambio de forma tan inesperada. La mayor parte de la sociedad todavía no esta lo suficientemente preparada para adoptar un modelo digital de la noche a la mañana.

El comportamiento y la forma en la que trabajan las personas no han cambiado mucho a lo largo de los años. Si bien, se han llevado a cabo muchos avances tecnológicos, todavía hay muchas personas que no están preparados para ellos. En muchas empresas todavía funciona el modo de trabajo de manera presencial, y eso es algo que tiene que ir cambiando poco a poco, no solo para ahorrar costos en las empresas, si no porque el contexto que estamos viviendo actualmente no está obligando a hacerlo.

Uno de los impactos más grandes que ha dejado la aparición del COVID-19 tiene que ver precisamente con el mercado de trabajo y su creciente polarización. Mientras muchas personas pierden sus empleos, otras tantas tienen que seguir trabajando en condiciones poco óptimas. Pero sin duda alguna, uno de los mayores impactos que trajo el COVID-19 fue que muchas personas tuvieran que verse en la necesidad de teletrabajar.

El teletrabajo, entonces, se vuelve cada vez más necesario. Sin embargo no ha alcanzado a desarrollarse lo suficiente en el modelo de sociedad actual. De acuerdo a un informe publicado por el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario (2020), un 20% tiene potencial para teletrabajar desde casa, que esto se vuelva realidad, depende de cómo estén adaptados cada uno de los puestos de trabajo, porque no basta sólo con tener un computador y conexión a internet, si no que estos deben tener la calidad y la capacidad suficiente para soportar trabajos de cierta magnitud. La necesidad se acuña en tres conceptos básicos a tener en cuenta; conectividad, comunicación y codificación, que en muchas ocasiones se ven exacerbados, debido en gran medida a la poca cultura digital que hay dentro de las empresas y a la poca capacidad tecnológica con la que contamos actualmente.

Tecnologías como big data, cloud y ciberseguridad son necesarias a la hora de hacer teletrabajo. La realidad nos ha mostrado un panorama muy diferente a lo esperado y el ejemplo más cercano nos lo dan las teleconferencias. La tecnología actual no nos da la capacidad suficiente para soportar una videollamada con más de 30 espectadores, la conexión se pone lenta o se cae, los mensajes llegan después, y esto no nos permite llevar a cabo de forma efectiva nuestras labores.

En Tecnalia somos conscientes de esta realidad, y lo que implica cambiar el modelo de trabajo actual, nosotros mismos hemos llevado a cabo el teletrabajo dentro de nuestra organización, pero somos conscientes que hay aún muchas empresas que no han podido adaptarse a este modelo. Por eso seguimos en la búsqueda de soluciones tecnológicas que permitan llegar más rápido a este propósito, de manera que podamos cumplir con las necesidades actuales de las empresas y de los trabajadores. El contexto que vivimos actualmente nos está demostrando la necesidad que tenemos de cambiar nuestro modelo de sociedad y virar la mirada a una era cada vez más digital.