5s-mundo-digital

La metodología 5S aplicable al entorno digital

El mundo industrial real y digital convergen cada vez más. Elegir gestionar correctamente los datos que se mueven en los dos escenarios es la clave para conseguir mayor productividad y eficiencia en los procesos industriales.

Sin duda alguna este proceso resulta complejo en una planta industrial cuando se intenta afrontar de forma unilateral. Para cumplir con la gestión y aprovechamiento de los datos de forma correcta, es importante tener una visión heterogénea o involucrar a un equipo multidisciplinar. Tener un criterio sólido en cuanto a los procesos de transformación, así como de la gestión de datos que se llevan a cabo en el mundo digital no resulta fácil para las personas vinculadas al entorno industrial.

El Big Data involucra cuatro características conocidas como las cuatros Vs: Volumen, Variedad, Velocidad y Veracidad. En la práctica es común encontrar con más frecuencia la aplicación de la primera, el volumen, esto sucede debido a que es la característica más tangible, aunque no siempre es la más importante. La gestión de forma correcta de las cuatro Vs, dará como resultado mayor productividad en la explotación de los datos.

Ahora bien, una mejora en la productividad va ligada a la aplicación de acciones contrastadas, en este caso la metodología de las 5S, que inició en Toyota en los años 60, y tenía como objetivo organizar los lugares de trabajo de forma estratégica para lograr una mayor productividad y una mejora en el entorno laboral.

Los cinco conceptos que acuña esta metodología comprenden: Clasificación (Seiri), Organización (Seiton), Limpieza (Seisō), Estandarización (Seiketsu) y Disciplina (Shitsuke) y cuya aplicación debería ser prioridad en el mundo digital, para lograr mayor eficiencia en la explotación de los datos.

  • La primera S del método, (Seiri) consiste en clasificar, y su objetivo es separar y eliminar los datos que no son necesarios y que ocupan el espacio de otros que si lo son. La aplicación de esta metodología busca reducir considerablemente el Volumen y mejorar la velocidad con que movemos los datos.
  • Al tener los elementos separados, la segunda fase consiste en organizar, (Seiton). La tarea aquí consiste en ordenar los elementos en función del uso que se les de. Los elementos que se usen con mayor frecuencia deben estar a la mano. En el mundo digital la aplicación de esta metodología puede ser aplicada mediante técnicas de agregado o preprocesado, que permiten un ahorro en el coste computacional de la infraestructura pertinente para extraer información útil.
  • El tercer paso en la metodología consiste en limpiar (Seisō). Una vez esta todo clasificado y ordenado, es momento de eliminar lo que no necesitamos. Es importante que los elementos almacenados no generen ningún ruido en el procesamiento y gestión de los datos, pues podría generar inconvenientes en los resultados arrojados.
  • La cuarta S del método es clave en el proceso de escalabilidad y reaprovechamiento. La estandarización (Seiketsu) consiste en mantener el orden y limpieza mediante la aplicación de una serie de procedimientos. En el mundo digital la estandarización se puede realizar mediante protocolos abiertos y extendidos como (OPC-UAMQTTKAFKA) y utilizar herramientas de abstracción (DockersKubernetes).
  • La quinta y última de las 5S, disciplina (shitsuke), permite que todo el trabajo se realice de forma regulada para poder conseguir una mejora continua.

La correcta aplicación de esta metodología en un entorno digital, es necesario para mejor la productividad en el manejo de los datos. Al principio supone un esfuerzo mayor tener que ajustar todos los procesos, pero debe pensarse como un patrón de mejora para aquellas empresas que poco a poco están migrando sus procedimientos al mundo digital y necesitan acceder y analizar a una cantidad de datos importante.