¿Que habilidades se necesitarán en 10 años para el sector de la salud?

De acuerdo con nuestro centro de investigación en España, el pasado 27 de junio de 2019 se celebró el Foro de Atención Sanitaria del Futuro de Health Horizons en Cambridge (Reino Unido), organizado por Innovation Forum, y en cual participaron miembros del alto nivel del mundo académico, la industria y los inversores. El objetivo del Foro estaba encaminado a acelerar los emprendimientos en el área de la salud.

El foro dio espacio para conclusiones importantes. Entre las que se discutieron esta el éxito final de la Estrategia Industrial de Ciencias de la Vida que esta ligado a la capacidad de formar y reclutar la mejor mano de obra posible, equipada con una amplia gama de habilidades críticas. El sector salud al ser tan diverso, necesita de una base de conocimientos que abarca las principales esferas de la ciencia biomédica.

Es de primordial atención desarrollar competencias que cubran las necesidades del sector, ofrecer un plan de acción que incluya reforzar las competencias en las que se tiene más carencia como la farmacología clínica, los ensayos clínicos, la fabricación, la ciencia de los datos, la ciencia clínica, la ingeniería y las biociencias.

 

Los efectos del aumento de la innovación de la tecnología digital y la acumulación de conocimientos

De acuerdo a un estudio realizado por la Asociación Clínica y Climatológica Americana, los conocimientos médicos se han ido expandiendo a través de los años; mientras que en 1950 el tiempo estimado para duplicar conocimientos era de 50 años, para el año 2020 se espera que el tiempo de aprendizaje solo sea de 73 días. Además de esto, se esta viendo la innegable necesidad de incluir la tecnología digital de manera más frecuente en los procedimientos clínicos, llevando así a la necesidad del personal clínico a tener que dominar también este ámbito.

Algunos ejemplos de práctica clínica impulsada por los datos y la inteligencia artificial que es necesario aplicar está relacionado con el diagnóstico de rutina, basadas en el análisis automatizado de imágenes (rayos x o resonancia magnética). El objetivo del personal médico está encaminado no solo a utilizar los instrumentos de análisis de datos sino también a evaluar críticamente los resultados obtenidos.

Ciertamente modificar los procedimientos médicos actuales es tema para todo un debate, pero es evidente que cada vez es más necesaria la capacitación en análisis de datos y técnicas digitales y de programación. El profesional de la salud debe desarrollar cada vez más capacidades y tener una formación profesional multidisciplinaria.

 

Construir perfiles generalistas que apoyen los perfiles especializados

Al día de hoy, los programas educativos se centran en formar personas especializadas dentro un campo determinado. Sin embargo, la forma como esta cambiando el mundo nos nos esta haciendo cambiar esta realidad. Cada vez se hace más necesario formar perfiles generalistas, que sean capaces de entender todo el contexto y que pueda conectar a los diversos expertos para hallar una solución más completa. Algunos ejemplos a los que se podría aplicar esto son la traducción de la ciencia a productos comerciales o a conocimientos sobre políticas. Por ahora este es un perfil que todavía no esta bien enfocado, además que recibe pocas recompensas por obtener habilidades generalistas.

 

Un cambio de cultura que permita el trabajo multiprofesional

Hasta hace poco, era normal pasar toda una carrera profesional realizando las mismas tareas hasta la jubilación. Esto ha ido cambiando debido a la innovación tecnológica y a la transformación digital. Por esta razón, es necesario que las universidades se preparen para educar profesionales multidisciplinarios de aquí en adelante. Las aptitudes que un profesional de la salud tiene actualmente no deberían ser las mismas que un profesional dentro de 10 años.

El sector de la salud es particularmente multidisciplinario, por lo que requiere a futuro de intercambio de trabajo e información entre diversas partes interesadas.

Lograr un intercambio entre la industria farmacéutica y biotecnológica y el mundo académico es posible mediante cursos de doctorado y posdoctorado financiados por la industria. Actualmente se esta desarrollando plataformas y programas que permiten que los científicos de las empresas biotecnológicas y el mundo académico trabajen codo a codo, compartiendo equipos e instalaciones de investigación.

Para finalizar, podemos concluir que la anticipación de las futuras necesidades de aptitudes de los profesionales de la salud es primordial para satisfacer las demandas que van surgiendo en la industria de la salud. Cabe anotar que más estudios y análisis son necesarios para encontrar mejores soluciones para cubrir las demandas del sector de la salud.