Neurorrehabilitación mediante el uso de la robótica

Las enfermedades cerebrovasculares como el ictus afectan de forma cada vez frecuente a personas a partir de los 55 años. El ictus se manifiesta con un bajo flujo sanguíneo al cerebro, lo que no permite la llegada de oxígeno suficiente al mismo, y por ende termina afectando la movilidad, además de producir vértigo, alteración del habla, parálisis de cara, pérdida de la fuerza, sensación de vértigo e incluso hasta la muerte.

De acuerdo a nuestro centro de investigación en España, los casos identificados en ese país ascienden a los 120.000 al año. Por esta razón la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que para 2050 el 46% de las personas mayores podría tener riesgo de sufrir un ictus.

Además, se estima que alrededor del 75% de las personas que sufren de esta enfermedad tienen secuelas que afectan la movilidad de sus extremidades, y solo el 20% de ellos se recupera completamente. Nuestras extremidades son de vital importancia para la realización de nuestras tareas diarias, y es por esta razón que la rehabilitación continuada es de vital importancia para estos pacientes. Una rehabilitación centrada en tareas concretas y con muchas repeticiones de los mismos movimientos es primordial para una recuperación óptima.

La tecnología de la neurorrehabilitación le ofrece esta misma posibilidad al paciente, con movimientos repetitivos, eficaces y seguros para el paciente. Muchos estudios demuestran que este tipo de sistemas aseguran una mejora de la neuroplasticidad que consiste en crear redes neuronales, necesarias para recuperar la movilidad.

Es mucho lo que la robótica ha avanzado en los últimos años. Alrededor del mercado para la neurorrehabilitación existen robots que ayudan en la recuperación de la marcha, como es el caso de Lokomat® de HocomaLexo® de Tyromotion ó Walkbot, así como para la recuperación del miembro superior como Armeo®Power de HocomaInMotion Arm/Hand de BionikAmadeo® de Tyromotion ó Rapael de Neofect. De hecho varios de estos sistemas ya han estado funcionando en varias clínicas españolas con fines terapéuticos.

Sin embargo, el desarrollo de estos sistemas no es para nada sencillo, pues se debe tener en cuenta cada uno de los movimientos del miembro superior; brazos, manos, muñecas, dedos… y además deben tener la capacidad de trabajar tareas con una y dos manos para lograr una recuperación completa que permita llevar a cabo las tareas de la vida diaria. Además de esto, los sistemas deberán tener la capacidad de registrar datos que permitan hacer un seguimiento constante al proceso del paciente.

En Tecnalia, hemos trabajado por más de 10 años en la robótica para la neurorrehabilitación. Gracias esto, desarrollamos ArmAssist 2.0, un dispositivo robótico integral y rentable para la rehabilitación de las extremidades superiores. En los dos últimos años Tecnalia ha unido sus esfuerzos y ha trabajado en el proyecto EIT Health llamado MERLIN. Este proyecto esta encaminado a la fusión del sistema ArmAssist 2.0 con la plataforma Antari Homecare de GMV que permitirá llevar el sistema al domicilio del paciente y hacer una asistencia de la terapia de manera remota.

Sin duda alguna es una ventaja para los pacientes, pues les permite llevar a cabo sus tratamientos en el momento que dispongan, facilitándoles a la vez la organización y planificación de otras de sus tareas diarias.

El sistema ya ha sido evaluado por profesionales de la salud e inclusive por pacientes del Centro Médico Universitario de Groningen (Países Bajos) y del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba (España).

Actualmente también hay una empresa especializada en la fabricación y venta de productos sanitarios, Proxima, que esta trabajando en la certificación del sistema, por lo que se espera que este en el mercado dentro de poco tiempo.

Las ventajas para la salud y para la vida diaria son más evidentes con cada avance tecnológico, sin duda alguna este tipo de iniciativas significan un gran paso en el desarrollo y mejora del sector salud.

En Tecnalia seguiremos trabajando para encontrar nuevas soluciones y para perfeccionar las tecnologías actuales en pro del desarrollo y el bienestar de la sociedad.