Que sigue para el sector industrial en materia de Tecnologías Operacionales: EDGE-CLOUD

Es evidente como en los últimos años el sector industrial se ha venido transformado debido a que ha acuñado una serie de conceptos provenientes del sector TIC. Estos dos sectores han venido desarrollando y aplicando una serie de tecnologías ligadas al BigData y la Inteligencia Artificial que finalmente ha permitido dar soporte a las necesidades de gestión de datos planteadas en el creciente movimiento de la industria 4.0. 

El surgimiento de este tipo de arquitecturas dentro del sector industrial también ha dado lugar al surgimiento de dos conceptos que hoy se usan de forma extendida dentro de toda la industria: edge computing y cloud computing. Ambos conceptos se acuñan dependiendo de la ubicación de la infraestructura donde se ejecuta el software. Se habla de edge computing cuando el software se ejecuta en un equipo que está físicamente en la planta; cloud computing por su lado se ejecuta fuera de la planta.

Existe un tercer concepto, fog computing, que posiciona el software dentro de la planta, y también tiene en cuenta el tipo de conexión que une a los equipos.

Para dar un poco más de amplitud, cada concepto se refiere a lo siguiente.

  • EDGE: Se refiere a uno o varios dispositivos físicos disponibles (PLCs, controles, IIoT etc.) dentro de la planta de producción que puede comunicarse entre sí con baja latencia; generalmente la capacidad de almacenamiento de estos equipos es limitada, sin embargo la información que comparten se da en tiempo real.
  • FOG: Son equipos o servicios (servidores, máquinas virtuales etc.), que se encuentran dentro de la planta de producción y están conectados con dispositivos EDGE a través de una red local.
  • CLOUD: Son todos los servicios o equipos que se encuentran fuera de la planta de producción y se conectan con el resto de las capas a través de internet. Los servicios cloud cuenta con una gran flexibilidad en cuanto a poder adaptar los recursos disponibles a la necesidad del momento mediante tres modalidades: Infraestructura (IaaS), Plataforma (PaaS) y Funciones (FaaS).

 Ahora bien, el reto del sector industrial es lograr adaptar la arquitectura de estas tecnologías a las necesidades de la aplicación digital a desarrollar, siempre buscando un equilibrio entre flexibilidad y latencia. Con la tecnología 5G eso es posible, gracias a la aparición de un nuevo concepto conocido como EDGE-CLOUD. Se trata de una solución de incorpora la baja latencia del EDGE y la flexibilidad del CLOUD, usando tecnologías como Multi-access Edge Computing (MEC) que ya ofrecen algunos teleoperadores.

Este tipo de arquitectura, utilizando 5G, soluciona el problema de conexión entre la planta de producción y la infraestructura del teleoperador situada junto a la antena, y, además permite conexiones de baja latencia, pero con amplias oportunidades de almacenamiento y con tiempos de respuesta menores a los convencionales.

Paulatinamente se está brindando solución en temas de almacenamiento y manejo de datos, sin embargo surgen otros temas que requieren igualmente de una solución inmediata como lo son la ciberseguridad, así como la mantenibilidad, la compatibilidad y la obsolencia de los equipos.

En Tecnalia estamos en constate evolución en materia de investigación y desarrollo de nuevos tecnologías que respondan cada vez mejor a las necesidades de la industria y por supuesto de la sociedad en general.